12 MUERTOS

Los reyes de España visitan Mallorca tras las inundaciones

Los reyes de España visitan Mallorca tras las inundaciones
El gobierno mallorquín aprobó el jueves fondos de un valor de 26.6 millones de dólares en ayuda de emergencia, p

Los reyes de España, Felipe y Letizia, visitaron este viernes 12 de octubre las zonas afectadas por las fuertes inundaciones en la isla de Mallorca, ofreciendo muestras de cariño a los vecinos que perdieron a seres queridos y bienes en la tragedia.

+info

Inundaciones en Mallorca dejan 10 muertos y un niño desaparecido

La pareja real visitó varias casas destrozadas en Sant Llorenç des Cardassar, una de las localidades más golpeadas por las fuertes lluvias del martes, que causaron el desbordamiento de un torrente, tomando por sorpresa a los habitantes, que solo tuvieron unos pocos segundos para escapar.

En total, 12 personas fallecieron en las inundaciones, 6 de ellos extranjeros. Un niño seguía este viernes desaparecido. El rey y la reina, que iba vestida de negro, estrecharon las manos de los vecinos y de numerosos voluntarios que llegaron a la ciudad procedentes de toda la isla para participar en las operaciones de limpieza.

Al término de la visita, de unas dos horas y media, Felipe quiso resaltar la gran solidaridad de los mallorquines: "Uno se da cuenta de la dimensión de la tragedia en un sitio tan pequeño y de forma tan concentrada". Hablando de la ayuda recibida, el rey hizo hincapié en que se trata de "unir todos los medios y recursos posibles para ayudar". "Y eso lo hemos visto muy bien plasmado en todo el esfuerzo inmediato".

Los reyes de España visitan Mallorca tras las inundaciones
El gobierno mallorquín aprobó el jueves fondos de un valor de 26.6 millones de dólares en ayuda de emergencia, p

Estos días, entre los numerosos vecinos que han participado en las labores de limpieza se encontraba el número uno del tenis mundial, Rafael Nadal, originario de una ciudad cercana al área devastada. Los monarcas viajaron a la isla, destino habitual de sus vacaciones, después de presidir el desfile militar en Madrid con motivo de la fiesta nacional.

"Toda España ha estado muy pendiente de lo que ha ocurrido aquí y también se lleva un mensaje muy impresionante de la reacción", abundó el monarca. El viernes, cientos de socorristas, incluyendo buzos, y voluntarios seguían buscando a un niño de cinco años, que se encontraba en un vehículo con su madre, hallada muerta, y su hermana, que sobrevivió, cuando el torrente se desbordó.

"Es el único desaparecido que nos consta en este momento. Evidentemente es una situación de angustia que queremos resolver cuanto antes posible para la familia, para todos", dijo a la prensa la consejera de Hacienda y Administraciones Públicas de las islas Baleares, Catalina Cladera.

El gobierno mallorquín aprobó el jueves fondos de un valor de 26.6 millones de dólares en ayuda de emergencia, para arreglar carreteras y otras infraestructuras dañadas por las inundaciones.

El jefe del Gobierno español, Pedro Sánchez, visitó la zona afectada el miércoles y señaló las "circunstancias absolutamente extraordinarias del fenómeno meteorológico" que sacudieron esas localidades. Las islas Baleares recibieron el año pasado a 13.8 millones de turistas extranjeros, principalmente de Alemania y Reino Unido, dos países con muchos residentes en Mallorca.

Edición Impresa