Entrevista especial a Pandeportes; virtudes, defectos y súplicas

Entrevista especial a Pandeportes; virtudes, defectos y súplicas
Entrevista especial a Pandeportes; virtudes, defectos y súplicas

En los últimos 10 años, el Instituto Panameño de Deportes (Pandeportes) ha sido objeto de críticas por malos manejos administrativos, técnicos y financieros; al punto de que el nuevo gobierno, encabezado por Laurentino Cortizo, tendría la intención de cambiarle el perfil, posiblemente una secretaría, bajo la tutela de Presidencia, dejando atrás el paraguas que tenía del Ministerio de Educación.

+info

Los Juegos Panamá 2022 se tambalean

Les dejo lo que pensaría Pandeportes, si tuviera voz y decisión sobre la actualidad deportiva. De tocar sus respuestas la realidad, son meras coincidencias.

¿El cambio le parece bien a usted, Pandeportes?

Más allá de ser un maquillaje administrativo, no servirá de nada si no viene acompañado con un cambio de mentalidad, en eso estoy claro. En los últimos años se han aprovechado de mí [Pandeportes], de mis buenas intenciones, han violentando mis reglas, mis estatutos, me han robado y puesto mi credibilidad por el piso.

¿A qué se refiere con que se han aprovechado?

Sencillo, yo [Pandeportes] debería solucionar los problemas de los atletas panameños, pero eso no está sucediendo, nuestros presidentes han dejado que los políticos me metan mano y no hay ley que los castigue.

¿Por qué no lo ha denunciado?

Lo he hecho, no diga que no ha escuchado mis clamores, pero siento que el deporte panameño no está unido, solo hay que ver las marchas que se han convocado, pese a que los atletas son los perjudicados, no asisten, el colmo del poco importa.

Entonces para usted, ¿qué cualidades debe tener su próximo director?

Principalmente que sea un mediador, que no sea "figurete", que le gusten los deportes y que se rodee de un equipo que le ayude a administrar. Quién no debe ser, pregunto yo, que piense solo en construir. Los anteriores administradores creían que los atletas comen estadios, son necesarios, pero la metodología lo es más aún.

¿Qué recuerda de esta última administración?

Risas (jajajajaja). Para serle sincero, solo el estadio de béisbol Kenny Serracín de David, y mire cuando llueve, todo se inunda por falta de mantenimiento. No me gustaría darle otro nombre, pues no lo recuerdo.

¿Qué me dices de las ciudades deportivas?

De eso no quiero hablar, es un tema que en su momento parecía con buenas intenciones.

¿Qué hace usted para detener la corrupción?

Como le dije al principio, lo que sucede aquí es el resultado de nuestros gobernantes, yo no soy dueño, solo un actor que nació con la idea de ayudar a los atletas, pero muchos se han aprovechado de mí.

¿Cree que se debe modificar la ley que lo regula?

Claro, como todo en la vida necesita tener retoques para mejorar, especialmente en la manera que se asignan dineros a las federaciones. Ahora mismo están pagando justo por pecadores.

Qué quiere decir con eso, ¿hubo corrupción?

Simple, caballero, que los nuevos federados están pagando por los errores, por decirlo así, de sus antecesores. El dinero de apoyo de los atletas no les está llegando y están pegando el grito al cielo.

¿Qué sugiere para cambiar esto?

Nuestra leyes deben ser modificadas.

¿Qué le entristece y qué le enorgullece?

Ver a nuestros atletas haciendo colectas en las calles tratando de conseguir fondos para representar a la patria. Estoy feliz porque Panamá es tierra de campeones, aquí nacen, crecen y se desarrollan silvestremente.

¿Merece Pandeportes la suerte que has tenido en los últimos años?

No, para nada, mi visión sigue siendo la misma; ayudar, ayudar y ayudar. Mi suerte ha venido acompañada de personas que me han querido convertir en su sirvienta y caja menuda, pero reitero, la culpa es de nuestros presidentes que no han sabido elegir.

¿Cuál ha sido el mejor director?

El mejor, o el más comprometido. Tengo dos nombres, pero me los reservo.

¿Cuál ha sido su mejor época?

Cada periodo presidencial tiene sus cosas buenas y malas, pero de estas últimas no salimos, creo que la década del 70 y 80 fueron buenas, buenas.

Los Juegos (JCC) de 1970 le dejaron a Panamá instalaciones que hoy llamamos el Estadio Rommel Fernández, la Arena Roberto Durán y la Piscina Eileen Coparropa. 48 años después, siguen siendo de las principales instalaciones deportivas del país.

¿Qué añora de esos tiempos?

La visión país. El deporte era prioridad, ahora los vemos para aprovecharnos.

¿A qué se refiere?

Que hay dirigentes que viven del deporte y eso es uno de los males que poco a poco le ha quitado credibilidad a nuestra institución.

Por último, ¿qué piensa del escándalo deportivo que descubrió La Prensa?

Dejemos que las investigaciones sigan su curso, mis abogados me han dicho que colabore y eso estamos haciendo, he abierto las puertas para que hagan sus auditorías y se conozca la verdad.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL