CRITICAN PLAN DE RESCATE

Muere vaquita marina capturada por investigadores en México

Muere vaquita marina capturada por investigadores en México
Muere vaquita marina capturada por investigadores en México

Investigadores en México celebraron la captura de una de las pocas vaquitas marinas restantes, pero anunciaron el domingo que la hembra adulta había muerto luego de pasar seis horas en cautiverio en un corral flotante, lo que generó dudas sobre el desesperado recurso de encerrar a las marsopas más pequeñas del mundo a fin de salvarlas de la extinción.

+info

Investigadores en México atrapan a una vaquita marinaVaquita marina se extinguiría en 2018

Tanto críticos como partidarios de las labores de rescate internacionales sabían que el plan estaba lleno de riesgos: Las pequeñas marsopas nativas del Golfo de California, también llamado Mar de Cortés, nunca han estado en cautiverio y mucho menos han sido criadas allí. Pero dado que los cálculos indican que quedan menos de 30 ejemplares de este tipo de marsopa, el equipo internacional de expertos conocido como Vaquita CPR determinó que no había otra opción.

A finales de octubre, los investigadores capturaron una vaquita pero la liberaron al poco tiempo porque mostró signos de estrés y era demasiado joven para sobrevivir sin su madre.

“Todo el equipo de rescate está desconsolado por esta devastadora pérdida”, indicó el grupo. “El riesgo de perder a una vaquita durante las operaciones de campo siempre se reconoció como una probabilidad, pero se determinó que era inaceptable observar cómo la vaquita marina desaparecía sin un heroico intento de rescate”.

El sábado, el equipo sintió que su suerte cambiaría cuando atrapó a una vaquita hembra en edad reproductiva.

El secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Rafael Pacchiano, tuiteó el sábado por la tarde una foto de la vaquita en una red y dijo que se trataba de "un gran logro que nos llena de esperanza”.

La Vaquita capturada por el equipo @VaquitaCPR es una hembra adulta y en edad reproductiva. Es un gran logro que nos llena de esperanza.

 

La vaquita fue trasladada a un redil flotante en el Golfo de California con la esperanza de que sobreviviera y posiblemente se reprodujera si eran capaces de capturar más ejemplares. Sin embargo, el domingo el equipo indicó que “los veterinarios de mamíferos que monitoreaban la salud de la vaquita notaron que la condición del animal comenzó a deteriorarse y tomaron la decisión de liberarlo”.

“Este intento no tuvo éxito y todas las medidas para mantenerlo con vida fueron aplicadas. A pesar de los heroicos esfuerzos del equipo veterinario, la vaquita no sobrevivió”, escribió el grupo, el cual está haciendo uso de delfines entrenados por la Armada de Estados Unidos que ayudan a encontrar a las especies en la parte superior del Golfo de California.

Nos entristece informar que la vaquita marina rescatada ayer sufrió complicaciones y lamentablemente falleció: https://t.co/7HneER45Tl

 

De demostrarse que es imposible atrapar de forma segura a las vaquitas, los expertos indicaron que se necesitarán labores para salvarlas dentro de su hábitat natural.

La población de la vaquita marina se ha reducido de manera considerable debido a la pesca ilegal para captura de totoaba, un pez cuya vejiga natatoria se llega a vender por miles de dólares en China.

Alejandro Olivera, quien es representante para México del Centro para la Diversidad Biológica, expresó que “estamos profundamente entristecidos al saber que la vaquita capturada el sábado ha muerto. Confiamos en que los expertos involucrados en la captura hicieron el mejor esfuerzo”. “Sin embargo, esto debería ser un recordatorio para el gobierno mexicano de que el ‘Plan A’ nunca debe olvidarse.

Para proteger verdaderamente a estar increíbles y pequeñas marsopas, el gobierno mexicano debe de una vez y para siempre sacas las redes de enmalle ilegales del hábitat de la vaquita”, agregó Olivera.

México ha trabajado para prohibir la pesca con redes agalleras en el área, lanzó una campaña para confiscar tales redes y ha tratado de frenar la pesca ilegal. Pero dados los elevados precios de las vejigas natatorias de los totoaba en el mercado negro, los pescadores han comenzado a utilizar lanchas rápidas y tácticas que son difíciles de frenar.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) anunció el domingo “el aseguramiento de 6.4 km de redes, más de cinco toneladas de camarón, un barco camaronero, tres embarcaciones menores y cuatro vehículos” como parte de los operativos en la zona durante la segunda mitad de octubre.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL