‘Pedro e Inés’: una historia de amor que logra vencer las épocas

‘Pedro e Inés’: una historia de amor que logra vencer las épocas
El argumento de la producción 'Pedro e Inés' ocurre en tres momentos históricos distintos.

La historia del rey portugués Pedro (siglo XIV), quien en un arrebato de amor y desesperación desenterró a su amada para hacerla reina, es la versión portuguesa de Romeo y Julieta, el clásico teatral de William Shakespeare, de acuerdo con el director y guionista Antonio Ferreira.

+info

‘El ángel en el reloj’ o los pasos firmes del cine animado mexicanoSobre las dulces melodías del cantante panameño Azuquita‘Panamá Radio’, un ejercicio de memoria histórica citadina‘Los Nietos del Jazz’: las vidas de los jóvenes artistas‘Roma’, un ejercicio de memoria y recuerdosLa película ‘La estación seca’ apela a la conciencia'Tierra Adentro': las amenazas que sortea la selva del DariénEliseo Altunaga: el guion es como una partitura sinfónica

“Lo que realmente me interesó fue cuando leí el libro Una Trança de Inês / Inês's Braid, de Rosa Lobato de Faria, que relata esta historia ampliada y la ubica en el tiempo y en tres épocas totalmente diferentes”, explica Antonio Ferreira, quien decidió trasladar esta trama a la pantalla grande en la película Pedro e Inés.

Este drama se desarrolla en la Edad Media, como ocurrieron los hechos reales, pero también se da en el presente, donde Pedro e Inés son arquitectos en una metrópoli, y en un futuro distópico, donde la población escapa de las ciudades al campo para sobrevivir.

Pedro e Inés forma parte del cartel de la octava edición del Festival Internacional de Cine de Panamá.

Se proyecta hoy, sábado 6 de abril, a las 3:00 p.m., en la sala 5 de Cinépolis de Multiplaza.

Está protagonizada por Joana de Verona, Miguel Monteiro, Vera Kolodzig y Cristovão Campos.

Búsqueda

Era el 2007 cuando leyó la obra en mención. Quedó maravillado de cómo una historia “antigua” podía convertirse en “moderna”, y las comillas van porque no está claro qué es el ayer y el hoy cuando se habla del tiempo que no se detiene.

Aquel año conversó con Rosa Lobato de Faria (1932-2010), quien además de novelista fue actriz, poeta, cuentista, dramaturga y guionista, para adquirir los derechos.

“La autora hizo que esta vieja historia volviera a ser fresca”, comenta quien estudió en la Academia de Cine y Televisión de Berlín (Alemania).



Como suele pasar en el devenir del séptimo arte, a Antonio Ferreira le tomó 10 años conseguir el financiamiento para Pedro e Inés. “Cuando tuvimos suficientes fondos en 2015, comenzamos la preproducción y la filmamos en 2017”.

Rodaje

El rodaje fue toda una carrera de obstáculos y ocurrió por completo en la región de Coimbra, en el centro de Portugal.

“Porque no teníamos mucho dinero para recrear 3 tiempos narrativos diferentes”, agrega.

Después de meditar sobre los procesos de producción y de filmar de la manera más práctica posible, logró que todo estuviera listo y rodaron durante 7 semanas continuas.

Lo más complicado fueron las escenas en la Edad Media, confiesa que se encargó de la adaptación audiovisual de la obra de Rosa Lobato de Faria.

“Todo se vuelve más difícil: los vestuarios, las ubicaciones, la dirección de arte, etc. Pero la película resultó muy bien y fue un gran éxito en la taquilla en Portugal. Se convirtió en la película portuguesa más vista de 2018”, afirma Antonio Ferreira, uno de los fundadores de la Academia de Cine de Portugal.

Reencarnación

La idea de que existe la reencarnación y que el amor y la pasión son capaces de seguir a los seres humanos en sus diversas vidas, siempre estuvo presente en las discusiones antes y durante Pedro e Inés.

“Con los actores siempre hablamos de eso, que ese amor no tenía un tiempo específico de caducidad, que era eterno. Para nosotros, estos fueron tres momentos diferentes que se ejecutaron en paralelo y no de una manera forzosa uno tras el otro. Lo que significa que todos los eventos se influyeron entre sí durante todo el tiempo. Al final, quería que las tres historias, que podían ser vistas como diferentes y aisladas, se sintieran como una sola gran historia, ya que contaban con los mismos personajes, pero que se extendían a lo largo de los siglos, como si no hubiera pasado o futuro, y que todo tiempo es presente”, comenta Antonio Ferreira sobre esta producción que estuvo en los festivales de Montral, Sao Paulo, Río de Janeiro, Portugal, Chicago, y ahora en el Portal Iberoamericano del Festival Internacional de Cine de Panamá.

El responsable de largometrajes como Breathing Under Water (2000), Esquece tudo o que te disse (2002) y Embargo (2010), describe a Pedro e Inés como “una película profunda, en cierto modo triste, que refleja qué es la vida, habla de quiénes somos y cuál es el significado de nuestra existencia como seres humanos. Espero que esta película genere estas preguntas en la audiencia”.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL