Cine y más Cine y más

09 ago La maestra de Gabriel García Márquez

La novela ‘La maestra y el Nobel’ cuenta la historia de una docente extraordinaria de primaria, Rosa Fergusson, y cómo influyó en su alumno de mayor fama universal, Gabriel García Márquez.

Temas:

'La maestra y el Nobel' es una novela sobre la pasión de enseñar y el placer de escribir. 'La maestra y el Nobel' es una novela sobre la pasión de enseñar y el placer de escribir.
'La maestra y el Nobel' es una novela sobre la pasión de enseñar y el placer de escribir. Cortesía

Que tire la primera piedra el niño que no se enamoró de su maestra. Recuerdo con la claridad que dan los años q ue en primaria quedé prendado de tres docentes, en el período comprendido entre kínder y sexto grado. 

Ellas nunca se enteraron de ese amor platónico e inocente que sentía por ellas, o por lo menos eso pienso. 

Eran damas elegantes, cultas, amables, lindas y comprendían al niño inquieto, testarudo y tímido que fui. A dos de esas docentes les perdí el rastro. Mientras que a la primera me la he encontrado en más de una ocasión cuando he visitado el barrio de San Felipe que me vio crecer y hemos vuelto a revivir esos días de clases, tareas y ejercicios, pero que gracias a todas ellas también fue un período inolvidable de juegos, adivinanzas y alegrías por doquier.

Por eso, aunque es más que improbable que obtenga un Nobel de Literatura, entiendo perfectamente a Gabriel García Márquez, quien sentía una adoración inconmensurable por Rosa Fergusson, la docente que lo acompañó en sus primeros viajes por los libros, cuando el autor de Cien años de soledad era un pequeñito que residía en la comunidad de Aracataca ( Colombia) y era criado por sus abuelos, doña Tranquilina Iguarán y el coronel Nicolás Márquez.

Beatriz Parga nos regala la oportunidad de conocer a profundidad ese episodio clave en la vida de Gabo en su cálida novela La maestra y el Nobel (Suma).

Rosa Fergusson, como tantos otros docentes, hicieron algo similar con sus estudiantes, le enseñó a Gabito (como ella lo llamaba con cariño) que él tenía derecho a construir una vida sin pobrezas, a imaginar que podría ser alguien con esfuerzo y superación, a crear mundos extraordinarios como luego hizo desde el periodismo, el cine y las letras.

“-A ver, niños, hoy vamos a imaginar que somos aves, sí, somos pájaros y vamos a volar. Todos en una fila, vamos a dar vueltas alrededor del salón”.

La maestra y el Nobel usa de pretexto argumental al autor de Los funerales de la Mamá Grande para saber quiénes eran los habitantes de Aracataca, en particular quién era Rosa Fergusson, sus orígenes, su visión de la vida, su manera de enseñar, su actitud de mujer libre en una época en la que pertenecer al género femenino era sinónimo casi obligado de estar solamente en la cocina y criar hijos, que les estaba vedado estudiar, ser profesionales y liberarse de estar bajo el ala de un padre o un esposo. Su meta siempre fue ser docente y lo consiguió.

Esta obra, emotiva y encantadora, es un recorrido por la existencia de Rosa, sus anhelos, su personalidad entre seria y jocosa, su etapa infantil y adulta, el orgullo que sentía por su tierra colombiana, y cómo terminó sus días rodeada del amor de sus hijos y nietos y sin aprovecharse nunca de la fama de su alumno más distinguido.

Como todos los enamorados de sus maestras, Gabriel García Márquez nunca olvidó a Rosa y lo demostró en 1982, cuando en una conferencia de prensa en Estocolmo, en el marco de la ceremonia del premio Nobel de Literatura, declaró: “Dedico este premio a mi primera maestra del colegio Montessori de Aracataca, que a los cinco años me enseñó a amar la literatura”.

Siga a   Daniel Domínguez Z.  en   Twitter:  @DanielDomnguez1 y en  Instagram:   Daniel.Dominguez2006

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.