SENTENCIA

Junta comunal, refugio de Raúl De Saint Malo

Junta comunal, refugio de Raúl De Saint Malo
Junta comunal, refugio de Raúl De Saint Malo

Trabajo comunitario durante 960 días en sustitución de 5 años de prisión.

+info

Jueza niega petición a Raúl de Saint Malo de cambiarle pena de cárcel por trabajo comunitarioRaúl de Saint Malo reconoce pago

Ese es el beneficio que obtuvo ayer el empresario Raúl De Saint Malo García, condenado por blanqueo de capitales como parte del caso de los sobornos que pagó Odebrecht en Panamá.

La medida, avalada por la jueza de cumplimiento Irma Arosemena, estipula que De Saint Malo tendrá que trabajar en la Junta Comunal de Ancón, todos los viernes, de 8:00 a.m. a 4:00 p.m., en limpieza de áreas verdes, recolección de basura e instalación de toldas, así como en labores administrativas, como almacenista, en el Departamento de Ornato.

La jueza argumentó que para nadie es un secreto la crisis que se registra en las cárceles de Panamá y, por tanto, consideró más práctico que el condenado trabaje y que no sea encarcelado, ya que esto último, a su juicio, no logra conciencia.

Expresó que, precisamente, el motivo del trabajo comunitario es la retribución a a la sociedad del daño causado por el condenado.

Y le dijo a De Saint Malo que espera que escuche las necesidades de la comunidad.

Le aclaró, sin embargo, que aunque es una funcionaria creyente en la resocialización y rehabilitación, en el caso de que incumpla el compromiso le revocará el beneficio y lo hará cumplir la pena de prisión.

Medidas adicionales

Además de cumplir la pena de trabajo comunitario, De Saint Malo no podrá salir del país y estará obligado a notificarse periódicamente ante las autoridades, Tampoco podrá portar armas, ingerir bebidas alcohólicas y acudir a bares y discotecas después de las 10:00 p.m. Deberá someterse a pruebas antidopaje.



Audiencia

La abogada de De Saint Malo, Nedelka Díaz, presentó como testigos al representante de Ancón, Iván Vásquez, y al jefe de Ornato, Diógenes Villareal, quienes explicaron que el empresario efectuaría labores de registro en el almacén del Departamento de Ornato de la Junta Comunal.

Esta oferta laboral fue cuestionada por la fiscal anticorrupción Tania Sterling, quien destacó que no se había establecido un lugar específico para el trabajo de De Saint Malo, y que esas funciones no cuadraban con el propósito del trabajo comunitario.

Incluso, citó el artículo 509 de Código Procesal Penal que, entre otros aspectos, destaca que aquella persona que haya sido sancionada por delito de blanqueo de capitales no tiene opción para el trabajo comunitario.

Pero la defensora Díaz alegó que dicha norma es para aquellas personas que han sido detenidas y que ese no era el caso de su cliente, ya que él llegó a un acuerdo de pena con el Ministerio Público y, además, ha dado la cara en el proceso, “no como otros, que están huyendo”.

Respecto al artículo del Código Procesal Penal citado por la fiscal Sterling, la jueza aclaró que el empresario no podrá tener la opción de sustituir la pena por el pago de días-multa.

Otras restricciones que la jueza impuso a De Saint Malo hasta que concluya el trabajo comunitario son la prohibición de salir del país sin autorización judicial y la obligación de notificarse periódica ante las autoridades, entre otras medidas.

Como parte del acuerdo que suscribió con la fiscalía en marzo pasado, De Saint Malo -hermano de la exvicepresidenta Isabel De Saint Malo de Alvarado- devolvió $1.9 millones y dos embarcaciones valoradas en $1.8 millones.

Según la investigación del caso, el empresario reconoció que por instrucciones de los hermanos Ricardo AlbertoLuis Enrique Martinelli Linares –hijos del expresidente Ricardo Martinelli– efectuó pagos para la compra de un helicóptero que posteriormente fue aprehendido bajo sospecha de haber sido adquirido con dinero ilícito.

La fiscalía analiza ahora si presenta un recurso de apelación ante el fallo.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL