‘CONSTITUCIóN’

Pugna en la directiva de AN por la reforma; Cortizo llama al diálogo

Pugna en la directiva de AN por la reforma; Cortizo llama al diálogo
Pugna en la directiva de AN por la reforma; Cortizo llama al diálogo

Ante la ola de críticas y manifestaciones en contra de las reformas constitucionales, la junta directiva de la Asamblea Nacional (AN) analiza suspender, de forma definitiva, el debate previsto para enero.

+info

Nito Cortizo a opositores de reformas: 'Los convoco a participar ¡con respeto!'Magaly Castillo: ‘A los jóvenes no se les puede responder con golpes y bombas lacrimógenas’Concertación y Ejecutivo revisarán artículos polémicos

Así lo dijo ayer el segundo vicepresidente de la AN, Tito Rodríguez. “Sí, nos sentimos golpeados [...] No descartamos la posibilidad de que esta discusión sea eliminada 100% de la Asamblea debido a que tiene un rechazo rotundo”, dijo a Telemetro.

Pero el presidente de la AN, Marcos Castillero, replicó que los diputados continúan con el proceso de reformas y que le sorprenden las declaraciones “unipersonales” del vicepresidente.

Según Castillero, las reformas no están escritas en piedra y se trabaja en “armónica colaboración” con el Ejecutivo.

El presidente de la República, Laurentino Cortizo, y el Consejo de la Concertación establecieron una comisión para estudiar los artículos polémicos y plantearle a la Asamblea su eliminación.

Cortizo envía mensaje

En un mensaje a la Nación difundido anoche, el presidente Cortizo reivindicó anoche la representatividad del foro de la Concertación, que preparó el paquete de reformas y dijo que no permitirá el “irrespeto a la diversidad ni a las diferencias”.

“Reitero: el diálogo es el camino correcto”, señaló Cortizo. Dijo que todos tienen el derecho de opinar, porque nadie tiene el monopolio de las reformas.

“Los convoco a que sean parte de las mesas de diálogo. Así hacemos patria”. concluyó.

La larga noche de brujas en tiempos de patria y protestas

Pugna en la directiva de AN por la reforma; Cortizo llama al diálogo
Pugna en la directiva de AN por la reforma; Cortizo llama al diálogo

Los más de 90 detenidos durante las manifestaciones contra las reformas constitucionales aprobadas el pasado lunes 28 de octubre en tercer debate por la Asamblea Nacional comparecerán a una audiencia ante un juez de paz por la supuesta infracción administrativa de alteración de la convivencia pacífica.

Mientras tanto, la persona a la que se le señala como la responsable de haber lanzado fuegos artificiales contra miembros de la policía el pasado 31 de octubre será puesta a órdenes del Ministerio Público, institución que abrió una investigación de oficio relacionada con los disturbios de esta semana.

¿Quiénes encendieron la mecha?

Las protestas empezaron el pasado lunes, después de que se aprobó el proyecto en el que los diputados, si bien aprobaron cerca del “90%” del proyecto redactado por el Consejo de la Concertación Nacional para el Desarrollo, lograron incluir varias reformas que les permite mayor poder del que hoy ostentan. Además, incluyeron la prohibición del matrimonio igualitario. En medio de la lluvia, grupos de trabajadores organizados, en su mayoría del Sindicato Único de Trabajadores y Similares, se acercaron al Palacio Justo Arosemena para expresar su descontento. Pero no hubo enfrentamientos.

Al día, siguiente, martes 29 de octubre, diversos grupos -estudiantes, trabajadores, activistas de la sociedad civil y de la comunidad LGTBI- marcharon y se congregaron en los predios de la Asamblea exigiendo que no se aprobaran las reformas, que ahora requieren de tres debates más en la siguiente legislatura (enero próximo). Fue allí donde el diputado oficialista Jairo Bolota Salazar encendió los ánimos al señalar que los manifestantes no podían entrar por un argumento insólito: “porque son gais”.

Más personas se sumaron a las manifestaciones que ese día se extendieron hasta después de las 8:00 p.m.

Un día después, el miércoles 30 de octubre, el propio presidente de la República, Laurentino Cortizo, y el presidente de la Asamblea Nacional, Marcos Castillero, tuvieron que salir a reprochar lo planteado por Salazar, quien -después de sus expresiones- dijo que pedía disculpas “si alguien se sintió ofendido”. Pero insistió en culpar a los medios de comunicación y a las redes sociales de una supuesta mala interpretación de sus palabras.

Pero eso no calmó los ánimos. Las manifestaciones continuaron durante la tarde y noche, con enfrentamientos con las unidades antidisturbios de la Policía Nacional. Incluso, la sede del gobernante Partido Revolucionario Democrático fue apedreada por los manifestantes. En total, fueron detenidas 46 personas, y llevadas a la sede de la Policía de Ancón y luego a la Casa de Justicia Comunitaria de Paz de Calidonia.

Halloween y policías

El jueves, cuando los comercios se preparaban para el Halloween de cada 31 de octubre, las manifestaciones tomaron más fuerza. No bastó que el presidente Cortizo y representantes de la Concertación anunciaran en horas de la mañana que propondrían a la Asamblea Nacional eliminar los artículos polémicos. Tampoco ayudó que Castillero, en nombre de la Asamblea, dijera que los diputados estaban claros en que “nada está escrito en piedra”.

Estudiantes de universidades públicas y privadas y trabajadores se sumaron a las protestas frente a la Asamblea, en la Plaza 5 de Mayo e, incluso, en la Universidad de Panamá.

Casi a las 10:00 p.m. del jueves, el ministro de Seguridad Pública, Rolando Mirones y el director de la Policía, Jorge Miranda, dieron un balance de los acontecimientos: 47 detenidos ese día, entre ellos una persona a la que acusan de haber lanzado fuegos artificiales contra unidades de control de disturbios.

Según Mirones, esta persona sería puesta a órdenes del Ministerio Público porque hizo es “tentativa de homicidio”.

Miranda, por su lado, dijo que usaron la fuerza al menos en cinco ocasiones para tratar de restablecer el orden. Insistió que se apegaron al procedimiento policial establecido para estos casos. Señaló que entre las personas aprehendidas había extranjeros, que serían puestos a órdenes del Servicio Nacional de Migración, pero no dio nombres ni otros detalles.

La exprocuradora Ana Matilde Gómez, quien se presentó a la Casa de Paz de Calidonia para defender a los estudiantes, en calidad de decana de la Facultad de Derecho de la Universidad Santa María la Antigua, apeló a Cortizo por el uso de gas pimienta y gases lacrimógenos contra los estudiantes. “Si hay [información de] inteligencia sobre infiltrados, no se justifica el irrespeto a los derechos de los estudiantes y su defensa”, señaló.

Reportó, además, que a una joven extranjera “la maltrataron y detuvieron sin razón”. Cuestionó el manejo de las manifestaciones públicas por parte de la Policía.

Las quejas por la actuación de la Policía continuaron ayer. Ana Sánchez, quien presta sus servicios legales a los detenidos, buscaba información sobre el por qué de las aprehensiones.

Acusaciones genéricas

Ayer, las autoridades le entregaron un informe policial en el que señalan que se recogieron objetos punzo-cortantes, piedras y unas máscaras. Pero Sánchez dice que ninguno de estos objetos estaba en posesión de las personas detenidas.

“No se dice ni se especifica a qué personas se les encontraron las piedras. Además, es una información muy genérica y, pese a esto, se nos está citando a una audiencia”, señaló.

Los dos grupos detenidos fueron liberados y tendrán que ir a audiencia con un juez de paz el 6 y 8 de noviembre próximo

Magaly Castillo, de la Red de Derechos Humanos de Panamá, dijo que la Policía no actuó de forma profesional, ya que arrestaba a personas que ni siquiera estaban en las manifestaciones. “A los jóvenes no se les puede responder con con golpes y gases lacrimógenos”.

La agrupación Jóvenes Unidos por la Educación también hizo un llamado a las autoridades a respetar el derecho constitucional a la manifestación pacífica y pidió un manejo correcto con apego al respeto de los derechos humanos y a la desmilitarización de la fuerza pública.

En tanto, la agrupación política Otro Camino Panamá, que lidera el excandidato presidencial Ricardo Lombana, dijo ayer a través de un comunicado que le preocupa “el uso excesivo de la fuerza” por parte de la Policía Nacional y que se pretenda intimidar y reprimir manifestaciones legítimas. Desde ayer, 1 de septiembre, hasta el próximo 2 de enero, el pleno de la Asamblea Nacional está en receso. Sin embargo, ayer el vicepresidente de este órgano del Estado, Tito Rodríguez, dijo a Telemetro que analizaban la posibilidad de suspender el debate de las reformas constitucionales.

Edición Impresa