VENEZUELA

Fiscal que instruyó acusación contra Leopoldo López asegura que el juicio fue una farsa



Franklin Nieves, Fiscal 41 de Venezuela, uno de los dos que presentó la acusación contra el opositor venezolano Leopoldo López, en representación del Estado, huyó del país este fin de semana y en una declaración enviada al sitio de noticias La Patilla, aseguró que la condena de 13 años, 9 meses, 7 días y 12 horas fue dictada con pruebas falsas.

+info

Defensa de Leopoldo López interpone recurso de apelaciónEl fallo de Leopoldo López ‘castiga al que piensa distinto; debe ser revocado’Publican sentencia de Leopoldo López

El exfuncionario del Ministerio Público expresó que decidió dejar el país porque estaba siendo presionado por el “Ejecutivo nacional” y sus “superiores jerárquicos” para que siguiera defendiendo las “pruebas falsas” en la nueva etapa del proceso, es decir, “contestando la apelación [presentada por la defensa de López] y argumentando” para defender los criterios expresados por la juez Susana Barreiros en su sentencia del pasado 10 de septiembre de 2015. 

“Quienes me conocen saben la angustia por la que pasé, que no dormía, por el dolor que me daba continuar con una farsa, violándole los derechos injustamente a esta persona”, manifestó Nieves en una declaración en video enviada a La Patilla, en exclusiva. 

Nieves expresó que está consciente que a partir de ahora empezarán a descalificarlo y llamó a sus “amigos jueces”, a sus “compañeros fiscales” a “decir la verdad”. 

Aseguró que en este momento él quiere hacer lo correcto, perder el miedo y decir la verdad.

“Hago responsables al Ejecutivo nacional y a mis superiores jerárquicos si algo me sucede a mí o a mi familia. Ya me enteré que están iniciando una investigación a los fines, tal vez, de sembrar pruebas falsas, ahora no contra Leopoldo López sino contra mi persona”.


Franklin Nieves
Fiscal 41 de Venezuela

La defensa del líder de Voluntad Popular introdujo el pasado 16 de octubre el recurso de apelación a la condena proferida en su contra por los delitos de incendio y daños, en grado de determinador; y asociación para delinquir e instigación pública, en grado de autor.

En declaraciones al diario El Nacional, el jurista explicó que la apelación está enfocada "en denuncias de violación de derechos sobre el debido proceso como: vicios  de publicidad del juicio y la imposibilidad del derecho de aprobar a la defensa”.

“Vicios de inmotivación basados en la falta de vinculación entre argumentos de la sentencia y las pruebas, es decir, el Tribunal silenció u omitió tomar en consideración varios testimonios de jóvenes que confesaron hacer daños a la Fiscalía y a las patrullas”, indicó. Añadió que existe apreciación parcial de las pruebas o sesgo, al omitirse las declaraciones de testigos y de los peritos,“información fundamental que excluye la responsabilidad penal de Leopoldo”.