MARCHA

Ciudadanos piden en la calle un alto a la impunidad en casos de corrupción

Ciudadanos piden en la calle un alto a la impunidad en casos de corrupción
Ciudadanos piden en la calle un alto a la impunidad en casos de corrupción

Decenas de ciudadanos marchan esta tarde hacia la Procuraduría de la Nación para pedir un alto a impunidad en los casos de corrupción que han salido a la luz pública en los últimos meses, sobre todo el escándalo Odebrecht

+info

Presidente: Ministerio Público está en 'plena capacidad' para atender el caso OdebrechtCámara de Comercio: 'Es positiva la asesoría de extranjeros a la Procuraduría en caso Odebrecht'Odebrecht, negocios, pagos y seguros

Representantes de organizaciones y gremios se congregaron a las 4:30 p.m. en las inmediaciones de la iglesia del Carmen, en vía España, para luego marchar hacia la sede de la Procuraduría en Calidonia. 

Entre ellos estuvo el catedrático y abogado Miguel Antonio Bernal; Carlos Lee y Magaly Castillo, de la Alianza Ciudadana Pro Justicia; el exmagistrado del Tribunal Electoral Guillermo Márquez Amado; el presidente del Colegio Nacional de Abogados, José Alberto Álvarez, y el político Olimpo Sáez.

"Ante la lentitud de las autoridades del Estado, particularmente el Ministerio Público, para determinar responsabilidad e iniciar acciones a quienes hayan atentado contra los bienes del pueblo panameño, se impone la decidida participación ciudadana", destaca un comunicado. 

"Por eso hemos constituido el grupo Ciudadanos contra la Impunidad", añade. 

Los participantes señalaron que "no hay clara voluntad de perseguir la corrupción, que alcanza o puede alcanzar a funcionarios actuales de los tres órganos del Estado". También criticaron a la Fiscalía Electoral.

"Que devuelvan lo coimeado", gritaban. A eso de las 6:30 p.m. llegaron al Ministerio Público, donde finalizaron la actividad con el juramento a la bandera nacional y canto del himno nacional.

En enero pasado, el Ministerio Público ordenó la indagatoria de 17 personas, a quienes formuló cargos por la presunta comisión del delito de blanqueo de capitales, como parte de las investigaciones por los $59 millones provenientes de cuentas en bancos suizos cuyos beneficiarios eran sociedades controladas por la constructora brasileña Odebrecht.

 

Edición Impresa