SE QUEJAN DE CONDICIONES DE INSTALACIONES DEL SENAFRONT

Nuevo grupo de indocumentados cubanos intenta ingresar a Panamá

Nuevo grupo de indocumentados cubanos intenta ingresar a Panamá
El año pasado se vivió algo similar con un grupo de migrantes cubanos.

Desde hace al menos dos semanas unos 70 cubanos se encuentran varados en la comunidad de La Peñita, ubicada en Metetí, corregimiento de la provincia de Darién.

+info

Panamá impide el ingreso de 300 cubanos y africanos en la frontera con ColombiaMigración advierte que cubanos tienen hasta el 20 de mayo para comprar boletosPresidente Juan Carlos Varela cierra la frontera con ColombiaCancillería: 61% de los cubanos ya han viajado a México

Lo anterior fue informado al diario La Prensa por Rodolfo Sabatela, vocero del grupo de migrantes, quien señaló que las autoridades del Servicio Nacional de Fronteras (Senafront) los tiene detenidos y que además, no les dan acceso a alimentos y a servicios sanitarios.

Sabatela agregó que en el lugar los acompañan otros 130 migrantes provenientes de la India. “Sólo hay camas para 120 personas, nos tenemos que bañar en un río que está muy sucio, lo que nos ha causado erupciones en la piel y tampoco tenemos dinero”, dijo.

El vocero de los isleños acotó que funcionarios del Servicio Nacional de Migración (SNM) se apersonaron al lugar, sin embargo, dijo que no les brindaron la ayuda necesaria. Asimismo manifestó que estos migrantes buscan solicitar refugio a la Oficina Nacional para la Atención de Refugiados de Panamá (Onpar).

El comisionado Miguel López, subdirector del SNM, confirmó la presencia del grupo de irregulares en la provincia de Darién y aseguró que estos no cumplen normas básicas de ingreso al país.

López negó que no se les esté brindando la atención básica. “En conjunto con Senafront se les brinda atención, sobre todo de salud y alimentación, hasta que se cumpla con el proceso administrativo de comunicación con sus países de origen, adquisición de pasajes y asignación de custodios para hacer las deportaciones respectivas”, explicó.

El comisionado reconoció que el flujo migratorio irregular de personas de diversas nacionalidades en la frontera no se ha detenido y que los irregulares que son detectados son colocados en las instalaciones disponibles del Senafront mientras se desarrolla el trámite para devolverlos a sus países.

Por su lado, Yaribeth Calvo, directora de la Onpar, indicó que ellos están coordinando la atención a los migrantes que han solicitado refugio, quienes fueron reportados por las autoridades.

El año pasado se vivió algo similar con un grupo de 150 de migrantes cubanos, quienes se encontraban varados también en Darién y deseaban poder trasladarse a Estados Unidos. Posteriormente fueron trasladados a la provincia de Chiriquí y eventualmente algunos regresaron a su país.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL