‘Instant Family’ (Familia al instante): el lado dramático de la risa

‘Instant Family’ (Familia al instante): el lado dramático de la risa
El elenco central de esta película lo integran Mark Wahlberg, Rose Byrne, Isabela Moner, Julianna Gamiz y Gus

En estos tiempos enredados, lo divertido se ha convertido en sinónimo de trivial. Lo que es falso y equivocado.

Una película, por ejemplo, te puede divertir de manera inteligente y sensible. Esto queda comprobado con la comedia dramática Instant Family (Familia al instante), que logra entretener y conmover al espectador en iguales porciones.

El director Sean Anders nos lleva de la risa al llanto entre una escena y otra de esta historia sobre una pareja (Mark Wahlberg y Rose Byrne) que nunca tuvo hijos propios y que un día adopta a tres hermanos, cuya madre biológica no ha sido un ejemplo a seguir.

+info

2018: los éxitos mundiales de la taquilla de Hollywood2018: los fracasos de HollywoodEl cine de Hollywood trae más secuelas para 2019



En todo momento, el tono y el ritmo de Familia al instante camina por el filo de una navaja sin quitarle presencia ni restarle importancia a sus temas centrales: el poder transformador del amor, la necesidad de que todos necesitamos sentirnos queridos, lo positivo de tener una buena familia y lo complejo de ser papá, mamá e hijo.

Entre carcajadas y lágrimas uno está ante una producción que también es una reflexión sobre la capacidad humana de hacer daño a los demás, y a la par, cómo el ser humano es capaz de dar tanto cariño.

Para el cineasta, guionista, productor, músico y ocasional intérprete, el estadounidense Sean Anders (DeForest, Wisconsin, 1969), el tema de las delicadas relaciones entre los hijos y sus padres, y viceversa, es bastante amplia.





Tema

Ha tenido que esperar a rodar su séptima producción para que un título le salga redondo. Aunque Familia al instante tenga un desenlace predecible y si bien cae en lo didáctico para que comprendamos los retos de sus personajes, es el mejor filme de Anders en todos los sentidos: en la historia que narra, en la dirección de sus actores (de diversas edades) y la forma como presenta los conflictos de esa pareja que no es perfecta y las heridas de esos tres chicos que han pasado su corta existencia en varios hogares temporales.

Cuatro de sus siete películas como realizador han explorado esa unión familiar que no siempre es rica y placentera como debería ser: ‘That’s My Boy’ (2012), ‘Daddy’s Home’ (2015), ‘Daddy’s Home 2’ (2017) y ahora en ‘Instant Family’ (2018).





A cuatro manos

Sean Anders escribió y filmó Familia al instante desde el conocimiento de causa, pues se inspiró en su propia experiencia.

Él y su esposa adoptaron a tres chicos y las fases divertidas y tristes que cuenta en su película guardan reminicencias a lo que experimentaron cuando iniciaron el proceso de adopción en el Seneca Family of Agencies Kinship Center.

Anders escribió Familia al instante a cuatro manos con John Morris, con quien ha firmado cuatro de sus películas. Ambos guionistas le recuerdan a la audiencia que estos chicos pasan hasta cinco años de una casa temporal a otra (cuando tienen la suerte de ser adoptados por alguien de manera permanente). O que si pasa de los 12 años es más difícil que consigan un hogar. O que pocos estadounidenses toman la noble decisión de adoptar a un ser que le urge amor o que muchos de esos muchachos tienen heridas en el corazón que no van a desaparecer de un día para otro por algún arte de magia, si es que esas heridas llegan a cerrar.

Aunque a Familia al instante no le da miedo desarrollar lo difícil y traumático de los procedimientos de adopción para todas las partes, Anders nunca deja de lado la comedia sana, la risa terapéutica y las carcajadas que ayudan a sanar a un alma rota de tanto sufrir de soledad y abandono.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL