AUDIENCIA POR MENORES QUEMADOS

‘Incendio fue provocado’

‘Incendio fue provocado’
‘Incendio fue provocado’

El Cuerpo de Bomberos de Panamá (CBP) concluyó que el fuego en el Centro de Cumplimiento de Tocumen, que provocó la muerte a cinco menores el 9 de enero de 2011, fue provocado por las latas de gas lacrimógeno y no por fallas eléctricas.

+info

‘Durante el incendio hubo burlas de los policías’: SuazoPese a los gritos, ‘la celda no se abrió’Piden pena máxima por muerte de jóvenes en Centro de Cumplimiento de TocumenPolicías causaron el fuego y no hicieron nada para salvar a los menores

Así lo plantearon el teniente Víctor Medina y el capitán Hiram Ponce, del CBP, quienes participaron en la investigación de las causas del incendio y rindieron declaración ayer, en el juicio que se lleva a cabo en el Segundo Tribunal Superior.

Por este caso hay 12 personas imputadas: 9 policías, 2 custodios civiles y la exdirectora del penal Iris Cedeño.

Medina, experto en electricidad, explicó que el día de los hechos acudió al penal, pero no se le permitió ingresar por seguridad, aunque aclaró que no recuerda si fueron policías o custodios civiles los que se lo impidieron.

Al día siguiente, es decir, el 10 de enero, Medina, junto con Ponce y el capitán Juan De Arco, hicieron la inspección a todo el penal, incluyendo la celda 6, en donde estaban las cinco víctimas.

“Nada indica que el fuego se dio por fallas eléctricas. La fuente de calor del incendio se ubicó de afuera hacia dentro”, detalló Medina.

A Ponce le correspondió revisar la parte externa de la celda 6, en donde halló un pin con argolla (similar al seguro de una granada) debajo de la ventana de barrotes.

“Es probable que el fuego sí fue causado por los dos pedazos de latas lacrimógenas encontradas dentro de la celda. Es el único objeto que no guarda relación con el ambiente de la celda”, señaló Ponce.

Pese a que no entró a la celda, Ponce explicó que esa fue la conclusión a la que se llegó, luego de reunirse con Medina y De Arco para confeccionar el informe del caso.

El juicio, que se inició el pasado 13 de julio, tendrá una duración de cuatro semanas y es presidido por la magistrada María de Lourdes Estrada.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL