QUEMADURAS EN EL 70% DEL CUERPO

Menor víctima de explosión presenta un mejor cuadro clínico

Menor víctima de explosión presenta un mejor cuadro clínico
El menor fue trasladado a Galveston el pasado 5 de junio.

Luego de que los médicos determinaron que los riñones de Miguel Ignacio, víctima de una explosión en el P.H. Costa Mare el pasado 31 de mayo, funcionaban “muy bien” y que presenta “signos vitales estables”, afirmaron que está “avanzando”.

+info

Condición de menor víctima de explosión es 'bastante estable'Comienza primer tratamiento de piel a menor víctima de explosión en P.H. Costa MareMenor víctima de explosión en P.H. Costa Mare llega a Estados UnidosTras concluir investigación, los bomberos señalan que se acumuló gas en el P.H. Costa Mare

Miguel Ignacio Muñoz Lima, de cinco años, fue trasladado el pasado 5 de junio al Hospital Shriner (en Galveston, Texas) por los integrantes de la Fundación Abou Saad Shriners para que se recupere de las quemaduras que presenta en el 70% de su cuerpo.

El menor, junto con su madre y hermano, resultaron con quemaduras en la mayoría de sus cuerpos después de una explosión por gas en su apartamento en el P. H. Costa Mare.

El hermano de Miguel Ignacio, de 10 meses, falleció debido a las quemaduras, y su madre, quien presenta quemaduras en el 90% de su cuerpo, también fue trasladada a un hospital de Galveston.

De acuerdo con el parte médico para este 9 de junio, el menor “pasó muy bien la noche” del 8 de junio e incluso la enfermera dijo que fue la mejor noche desde que está en el Hospital Shriner.

Además, presentó “los signos vitales estables”. Mientras que sus pulmones están reaccionando bien. Solamente “tiene un poquito de líquido, el cual hay que drenar”.

No obstante, el neumonólogo dice que “está muy bien” y que espera pronto quitarle el ventilador para que respire por sí solo.

También se reportó que está orinando normalmente y que los riñones están funcionando muy bien, que los niveles de sodio están bajando, y se puede decir que está bastante estable y avanzando.

Este viernes 7 de junio en el hospital empezaron a alimentarlo de forma completa. Sin embargo, notaron que el organismo no lo está tolerando de manera adecuada.

Por ello, este sábado se realizaron los reajustes a la dosis de alimentación para buscar el balance adecuado para Miguel Ignacio.

Edición Impresa