'Bright' (Netflix), apoyada por el público y odiada por los críticos

'Bright' (Netflix), apoyada por el público y odiada por los críticos
Will Smith y Joel Edgerton en una escena de la película 'Bright'.

Combine de la peor manera elementos argumentales de sagas del género fantástico como El Señor de los Anillos Juego de Tronos y Harry Potter y tendrá como resultado Bright.

+info

Guillermo del Toro domina en los premios Globos de OroSalvo 'Coco', no hay película segura para ganar el Óscar'Three Billboards Outside Ebbing, Missouri' lidera los premios SAG'Star Wars: The Last Jedi' recibe buenas calificaciones de los críticos'Star Wars: The Last Jedi' comienza bien en la taquilla mundialLas series y programas más vistos en Netflix en 2017

Se trata de la película de mayor presupuesto que ha rodado Netflix hasta el momento, un servicio que ya había decidido invertir mucho dinero en sus series y que ahora quiso dar un paso más allá en largometrajes de gran presupuesto.

De acuerdo con Variety, el presupuesto general de los contenidos de Netflix para 2016 fue de 6 mil millones de dólares y esta revista especializaba estima que en 2017 esa cifra subió a 10 mil millones de dólares.

Por ejemplo, Netflix invirtió 200 millones de dólares entre sus programas Daredevil, Jessica Jones y Luke Cage. Otros de sus títulos y sus precios: Orange is the New Black cuesta 50 millones de dólares por temporada, mientras que House of Cards se hace con una inversión de 60 millones de dólares por temporada, Marco Polo se hace posible con 90 millones de dólares por temporada y cada temporada de The Crown es el resultado de una inversión de 130 millones de dólares.

Bright, que tuvo un presupuesto de 100 millones de dólares, convocó a 11 millones de suscriptores de Netflix en sus primeros tres días de proyección en Estados Unidos (del 22 al 24 de diciembre de 2017), dominando la franja de edad entre entre los 18 y los 49 años, según estimaciones de la empresa Nielsen.

Nielsen indicó que si bien Bright no superó los primeros tres días de proyección de la segunda temporada de Stranger Things, que atrajo a 13.8 millones de estadounidenses, sí fue vista más veces que la segunda temporada del drama The Crown.

Netflix en un comunicado de prensa resaltó que Bright es la película número 1 en este servicio "en todos los países (más de 190 países) desde su lanzamiento y más personas vieron la película internacionalmente que en Estados Unidos".

Antes de Bright, ya habían otras películas de Netflix de presupuestos bondadosos: War Machine (2017), protagonizada y producida por Brad Pitt y dirigida y escrita por David Michôd, tuvo un costo de 60 millones de dólares; Okja (2017), del cineasta surcoreano Joon-ho Bong, quien también se hizo cargo del guion, tuvo un costo de 40 millones de dólares, y el thriller juvenil Death Note (2017), del realizador Adam Wingard, se hizo con una inversión de 40 millones de dólares.

Bright, un policíaco protagonizado por Will Smith y Joel Edgerton, fue un desastre entre los críticos de Norteamérica. Se trata de un filme que denuncia el racismo y la discriminación, aunque estos temas los desarrolla de una manera torpe y confusa.

De acuerdo con el sitio especializado rottentomatoes.com, los expertos la calificaron con una enorme F (28% de un total de 100), aunque el público en la Unión Americana le puso una B + (88%).

David Ehrlich, de Indiewire, señaló: "Existe lo aburrido, lo malo y después está Bright. Profundamente desagradable".

"Un revoltijo de géneros lo suficientemente extraño para hacer que Cowboys & Aliens parezca una genialidad", opinó John DeFore de The Hollywood Reporter.

"¡Enhorabuena Netflix! ¡Puedes hacer una película de acción, que quiere ser franquicia, visualmente grotesca, tremendamente aburrida y embarullada tan bien como la máquina estereotípica de Hollywood!", sentenció Scott Mendelson, de Forbes.

Netflix hace oídos sordos a los comentarios negativos. Por eso, sigue apostando por los orcos, los elfos y las hadas de Bright, ya que anunció que habrá una secuela que permitirá volver a ver a los representantes de la ley Ward (Will Smith), y Jakoby (Joel Edgerton).

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL