Cine y más Cine y más

13 abr Edward James Olmos: un actor que tiene el control

El actor estadounidense Edward James Olmos no le importan los grandes salarios, lo que siempre busca es tener el control a la hora de construir sus personajes en el cine y la televisión.

Temas:

Fue uno de los invitados del octavo Festival Internacional de Cine de Panamá (IFF Panamá). Fue uno de los invitados del octavo Festival Internacional de Cine de Panamá (IFF Panamá).

Fue uno de los invitados del octavo Festival Internacional de Cine de Panamá (IFF Panamá). Foto por: Cortesía\IFF Panamá

Edward James Olmos nació en la ciudad de Los Ángeles (California) y sus padres fueron Eleanor (ama de casa) y Pedro Olmos (cartero y soldador). Edward James Olmos nació en la ciudad de Los Ángeles (California) y sus padres fueron Eleanor (ama de casa) y Pedro Olmos (cartero y soldador).

Edward James Olmos nació en la ciudad de Los Ángeles (California) y sus padres fueron Eleanor (ama de casa) y Pedro Olmos (cartero y soldador). Foto por: Cortesía\IFF Panamá

Recibió una nominación al premio Óscar en la categoría de mejor actor principal por ‘Stand and deliver’. Recibió una nominación al premio Óscar en la categoría de mejor actor principal por ‘Stand and deliver’.

Recibió una nominación al premio Óscar en la categoría de mejor actor principal por ‘Stand and deliver’. Foto por: Cortesía\IFF Panamá

En diciembre de 2011 el drama escolar Stand and deliver (Con ganas de triunfar) fue seleccionado por la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos para su conservación en el Registro Nacional de Películas por su valor cultural, histórico y estético.

En su estreno en las salas de cine, en 1988, esta historia de un profesor de secundaria, Jaime Escalante, que lo da todo por sus estudiantes, por la educación y por la verdad, se convirtió en un fenómeno social en Estados Unidos, en especial en el área formativa en general y en lo particular en las zonas donde los latinoamericanos tienen notable presencia en la unión americana.

La ópera prima del director Ramón Menéndez se presentó en el octavo Festival Internacional de Cine de Panamá ( IFF Panamá) y uno de los invitados fue Edward James Olmos, quien en la pantalla grande encarnó a Jaime Escalante, papel por el cual fue nominado a los premios Óscar y Globo de Oro en la categoría de mejor actor principal.

Tenía varios años que Edward James Olmos no veía Stand and deliver y lo hizo hace unos días en el Teatro Balboa.

Lloró de la emoción a rememorar el rodaje, al acordarse de Jaime Escalante (fueron amigos hasta cuando el docente boliviano falleció en marzo de 2010) y porque el mensaje de esta producción, sobre la importancia de la educación como elemento transformador, se mantenía intacto.

“Extraño mucho a Jaime. Murió a los 79 años de cáncer en la vejiga. Su pérdida fue una tragedia grande, porque él marcó la vida de cientos de estudiantes, ya que les cambió la vida para bien a las minorías en Estados Unidos. Les trajo luz a sus vidas y a sus destinos”, afirma Olmos, quien trabajó de forma estrecha con Escalante en sus diálogos para Stand and deliver, porque deseaba que fueran lo más apegados a lo que ocurrió.

Sí, Stand and deliver está basado en hechos reales, cuando un profesor de matemáticas de la Escuela Preparatoria James A. Garfield, en un barrio al este de Los Ángeles, incentiva a sus alumnos a tomar los difíciles exámenes de cálculos y álgebra para poder ingresar a la universidad, objetivo que logran con mucho éxito, pero los responsables del Educational Testing Service cuestionan los resultados al creer que hicieron trampas, los estudiantes repiten las pruebas y vuelven a triunfar para así vencer a los prejuicios raciales de los cuales fueron víctimas.

“La educación es la clave. Es lo más importante para cualquier ser humano. No tiene que ser solamente la educación formal de ir a una escuela, también puede ser un libro, el conocimiento y la sabiduría del resto de la gente que te rodea, una película, algo que te enseñe”, comparte quien obtuvo una distinción en el Film Independent Spirit por este largometraje.

Edward James Olmos conoció a Jaime Escalante en 1983, mucho antes de pensar en estar involucrado en una producción.

Ambos fueron homenajeados en Estados Unidos por una ONG social que lucha por los afroamericanos, asiáticos y latinoamericanos. Uno recibió vítores por su labor como activista de los derechos humanos de los inmigrantes y el segundo por ayudar a que más de 700 estudiantes ingresaran a la universidad.

Fue nominado para el premio Tony de Broadway en 1979 como mejor actor principal por la obra ‘Zoot Suit’.

El cantante

De muchacho, Edward James Olmos quería ser un cantante. Lo suyo era deslumbrar en el escenario como una estrella del rock.

Era 1964 y en la preparatoria tomó unas clases de actuación para poder interpretar mejor sus canciones y sus presentaciones, sin saber que eso le daría un giro a su existencia.

“Soy muy mal cantante, pero sigo cantando, a veces, en la regadera. Ya no puedo hacerlo profesionalmente porque no me cuidé lo suficiente la voz cuando era joven. Mi garganta sufrió mucho”, comparte quien ha participado en más de 110 producciones entre cine y televisión.

Rechazó un papel regular en la serie de televisión ‘Hill Street Blues’ (1981-1987), aunque sí participó como actor invitado.

'Miami Vice'

Entre 1984 y 1990 participó en 106 episodios de una serie de televisión que marcó la estética de los programas de acción y de policíaco en la pantalla chica: Miami Vice. Edward James Olmos era el teniente Martín Castillo.

El productor ejecutivo de Miami Vice, el director Michael Mann, no solo tuvo que convencer a los responsables de la NBC y la Universal Pictures Television para que el actor Don Johnson encarnara a James Sonny Crockett (preferían a su colega Mark Harmon), como uno de los detectives infiltrados en el mundo del narcotráfico en Miami, sino que también tuvo que convencer a Olmos para que aceptara su personaje.

Michael Mann le insistía a Olmos que participara, pero el intérprete no quería una larga relación con un solo proyecto, pues prefería trabajar en el séptimo arte.

“En la televisión firmas un contrato en el que aceptas ser exclusivo para un programa durante 10 de los 12 meses del año. Te quedan dos meses para descansar o hacer cine”.

Cada vez le ofrecía más dinero, hasta que al quinto ruego de que firmara el contrato se le sinceró a Mann: no era un asunto de plata, sino también de independencia laboral, y además, quería tener control absoluto sobre sobre cómo construiría desde la actuación a Martín Castillo y la relación que los detectives de ficción tuvieran hacia él. Logró todo lo que exigía.

Declinó participar en las películas ‘Scarface’ (1983) y ‘Firestarter’ (1984).

‘Blade Runner’

Otro momento cubre en la carrera de Edward James Olmos fue cuando entró en la piel del misterioso Gaff, quien recluta a Rick Deckard ( Harrison Ford) para que sea un Blade Runner, encargados de capturar a los robots Nexus 6 que se niegan a desaparecer por orden humana y estos prófugos recibieron el nombre de replicantes en el clásico de la ciencia ficción Blade Runner (1982), del director Ridley Scott.

El realizador de Alien, el octavo pasajero (1979) le dejó a Gaff en sus manos para que le diera forma. “Casi siempre tengo control creativo sobre mis personajes. Por eso tengo la identidad que tengo. Scott me dio mucha confianza y me dejó crecer junto con Gaff. Trato de llevar a mis personajes a un nivel único. No es un asunto de tener poder, ni tampoco de ego, es hacer lo mejor para beneficio del personaje”.

Blade Runner fue un fracaso de taquilla y de crítica, aunque con los años esta adaptación de una novela de Philip K. Dick se volvió una película de culto.

“No les gusto nada a los críticos de entonces. Obtuvo 4 millones de dólares en la taquilla de Estados Unidos y costó 40 millones el rodaje. Después, con el tiempo, ha obtenido un éxito increíble en todo el mundo y todo comenzó en Inglaterra. Ahora es la mejor película de ciencia ficción junto a 2001: Odisea del espacio (1968), de Stanley Kubrick”, anota.

Está convencido que Dick Deckard era un replicante, aunque éste se esforzó por demostrar que tenía un cuerpo hecho de sangre y arterias. “Por eso Gaff le deja un unicornio de origami afuera”, cerca de la puerta del apartamento número 9732, cuando Dick huye con Rachel ( Sean Young). “ Gaff sabía lo que él soñaba y Dick se espanta ante la idea que yo sí sabía”.

Le hizo feliz participar de la segunda parte, Blade Runner 2049 (2017), de Denis Villeneuve. “Cada director usó de forma distinta a los personajes y a la trama, aunque Dennis respetó lo hecho por Ridley”.

Hollywood hoy

La generación de Edward James Olmos fue la que abrió el camino para que los latinos trabajaran en Hollywood. “La situación era difícil entonces y hoy está peor. Ahora somos muchos más latinos y descendientes de latinos en Estados Unidos y nos están usando menos como actores”.

Calcula que eran unos 26 millones de latinos los que residían en la unión americana a finales de la década de 1980. “En el 2019 somos como 70 millones de dólares. Antes éramos el 2% de la población representada en la televisión y el cine y hoy somos como el 4%. Es un tema profundo. “A los latinos no nos quieren en Hollywood, pero cómo les encantan nuestras historias a la cultura anglosajona”.

Algo que sí ve positivo, es cómo entre 2014 y 2019 la categoría de mejor película en el premio Óscar la han dominado tres realizadores mexicanos: Alejandro González Iñárrritu, Guillermo del Toro y Alfonso Cuarón.

“Estos cuates son lo mejor de lo mejor. ¿Tú crees que Steven Spielberg podría hacer una película tan hermosa y tan pura como Roma? No sabría cómo hacerla. Los tres son superiores a Spielberg”.

Opina que el creador de E.T. (1982) y Jurassic Park (1993) le da todo masticado al espectador. “Se la da con la misma cuchara. Las películas que hace Cuarón la audiencia sale con sus propias lecturas para poder entender sus historias”.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.